No tan lejos de la ciudad.

Saint Kitts es una isla caribeña. De las más grandes de hecho. La capital es Basseterre y está ubicada en la costa suroeste de la Nación San Cristobal y Nieves y es también en donde encontré un lugar asombroso digno de un documental en NatGeo.

Carnaval en Saint Kitts | Juan Felipe ©

Empecemos por el cómo llegamos a este lugar del que les hablé.


El 2 de Enero del 2020, llegué a Saint Kitts. Un lugar que, con un poco de vergüenza, no tenía ni idea de que existía y que iba a darme panoramas tan hipnotizantes ... Tanto auditiva como visualmente. Ya les explicaré porqué.


Ese 2 de Enero, se celebraba el final de las dos semanas de carnaval, que en inglés se llama "End of the Mardi Grass", razón por la cual encontramos por toda la isla a mujeres con sus trajes típicos, luciendo sus sonrisas y su carisma. Allí me encontré con esta mujer en mi regreso al Barco y al verme con mi cámara y después de contarme qué estaban celebrando, posó para mi lente sin pensarlo dos veces. No sé su nombre, pero me bastó con su sonrisa y su amabilidad.


La moneda local es el Dólar del Caribe Oriental y hay algunos negocios que aceptan dólares americanos sin problema. El transporte es económico si viajas en grupos, si vas solo es relativamente costoso. Ese fue el primer desafío, encontrar un local que me llevara a mi junto con dos amigos: Daniel Lugo de Puerto Rico y Jennifer Celeste de Brasil, al bosque lluvioso de Basseterre.

Party Bus en Saint Kitts | Juan Felipe ©

Si les soy honesto, no recuerdo exactamente cuánto pagamos pero sí estoy seguro que fue económico porque, además de que encontramos un buen precio para transportarnos, el local nos sirvió de guía dentro del bosque.


Fue un recorrido muy ameno. El bosque está a unos 20 minutos del Centro y en el trayecto ves montañas y montañas y casas y más montañas. Siempre acompañados del majestuoso mar. Esta foto la tomé estando en la van, las casas son bastante simétricas. Parecen hechas con el mismo molde.

Saint Kitts | Juan Felipe ©

Llegamos por fin al bosque lluvioso, al que tenía muchas ganas de ir. El chofer pasó de conducir su van, a conducirnos por buena parte del bosque. Un lugar maravilloso donde el único ruido ajeno a él, son los gritos de los turistas que visitan el lugar porque hay una tirolesa que pasa sobre la copa de algunos árboles. Un lugar muy especial para aquellos, que como yo, aman estar en contacto con la naturaleza.

En el Bosque Lluvioso de Saint Kitts | Juan Felipe ©

 

De principio a fin, disfruté enormemente de ese lugar. Del sonido de las corrientes de agua clara. De lo imponentes que son las rocas. De la cantidad de colores y sonidos diferentes que pueden encontrar en un mismo lugar. Hice mi mejor esfuerzo por captar un video con la intención de mostrarles un fragmento sonoro del lugar. El video no hace justicia a la sinfonía que ese bosque estaba componiendo para mis oídos, pero, algo es algo decimos los latinos.


Así como ese pequeño lugar, encontramos varios más. Es imposible no enamorarse de la tranquilidad que un lugar rodeado de árboles inmensos puede darte. Tenía muchas esperanzas de encontrar animales, de tener un encuentro inusual con alguna especie exótica o algo similar.


Nuestro guía nos dijo que habían monos por ese bosque pero, por obvias razones, no suelen salir cuando hay muchos humanos cerca. Digo, no los culpo. En varias ocaciones nuestro guía hacía sonidos similares a su aullido, pero no tuvimos éxito en ver alguno. Pero es algo mínimo después de disfrutar de la naturaleza de una forma distinta.


Creo firmemente que estos encuentros tienen la capacidad de restaurar tus energías, de potenciarte un poco más y darte ánimos. Creo que funciona diferente para cada quien, pero en lo que a mi respecta, siempre logra reconectarme conmigo mismo.


Esta aventura terminó así. Dejándome el corazón calientico de naturaleza y con el alma recargada de energías. Espero hayan disfrutado este Post y como siempre, los espero el próximo jueves para una historia más.


#ViajandoConJuan #SaintKitts #BosqueLluvioso


123 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo