Por favor, NO VIAJEN.

Actualizado: 7 ago 2020

El error más grande de mi vida fue empezar a viajar. Y yo sé que ustedes dirán que eso no es un error, que es todo lo contrario. Pero esperen, no saquen conclusiones apresuradas, hay un par de cosas que quiero contarles y que de seguro, cuando terminen de leer este post, estarán de acuerdo conmigo.

Esperando el Vuelo | Juan Felipe ©

No creo que haya nacido solo para pagar mis facturas y luego morir.


Recuerdo todavía el momento en el que mis papás viajaron a Estados Unidos por primera vez sin mi y sin mi hermano. No recuerdo exactamente qué edad tenía, pero sí recuerdo cuando volvieron y nos mostraron las fotos que habían tomado y los videos.


Recuerdo mucho emocionarme cuando vi un video de un T-Rex enorme en la extinta tienda Toys-R-Us que se movía y rugía como un auténtico dinosaurio. Lógicamente, con mi instinto de niño, quería estar ahí para verlo con mis propios ojos.


Las conversaciones con mis primos y mi hermano eran siempre las mismas. Decíamos a mis dos primitos pequeños con los que jugábamos siempre: "cuando vaya a Estados Unidos vamos a traerles muchos juguetes". ¿Qué puedo decirles? Éramos dos niños soñando como niños: con juguetes.


No dimensionaba la felicidad que me dio cuando supe que por fin, iría por primera vez fuera del país. El destino fue Estados Unidos y la ruta fue Orlando, FL - Washington D.C - New York. De esta última, me enamoré rotundamente.


Fotos con una cámara viejita pero guerrera | Alguien de la Familia ©

 

El viaje circuló entre conocer a Mickey Mouse, Goofy, Donald; pasar luego a conocer lugares mágicos como Washington D.C y la nieve (por suerte). Luego New York y la emblemática tienda de M&M's y Toys-R-Us. Mi versión del 2009-2010 amó ese viaje porque fue el que sembró el deseo de seguir haciéndolo.


Gracias a mi abuelo, logré viajar a Corea. Él es veterano de la guerra de Corea y, desde la embajada, organizaron un campamento mundial con los nietos/sobrinos de los veteranos de todo el mundo y el punto de encuentro fue en Corea del Sur. Les contaré más a fondo de este viaje, que ha sido uno de los más emocionantes de mi vida.

Corea del Sur - 2014 | Juan Felipe ©

 

Tomé un avión de Bogotá a Dallas, TX y luego de Dallas hasta Corea del Sur. En total fueron cerca de 27 horas de vuelo, sin contar el tiempo de espera en los aeropuertos. En ese viaje, algo se despertó en mi a raíz de estar conviviendo una semana completa, 24/7, con gente de otros países y con culturas diferentes a la nuestra.


Gente de África, Filipinas, Canadá, Reino Unido, Australia, Bélgica, Indica, Noruega, Suiza, Turquía, Italia y la lista sigue.

Team 11 | Juan Felipe ©

Y créanme que, eso es algo que les abre los ojos de una forma indescriptible. En un parpadeo empiezas a percibir las cosas de una forma totalmente distinta. Lo que para ti significa una palabra de amistad, para alguien en la India significa una ofensa enorme y no lo puedes hacer.


Los latinos estamos acostumbrados a saludarnos de abrazo y beso, muy fraternales nosotros. La cultura Coreana no es tanto así, ellos son mucho más reservados y respetan el espacio personal. Y lo descubrimos cuando las chicas de Corea nos veían a los colombianos saludándonos de abrazo y beso con nuestras amigas y nos preguntaban que si era normal eso en Latinoamérica o lo hacíamos por "coquetear" con ellas.


Viajar le cambia la ropa al alma. La diversifica. La moldea.


Viajar con amigos es una historia muy diferente a viajar solo o con la familia. Hay una frase que dice "If you can travel with someone, and still be friends, then you made a great choice", que traducido al español es:

"Si puedes viajar con alguien, y seguir siendo amigos, entonces hiciste una gran elección".

Y es cierto. La experiencia cambia según tu compañero de viaje. Argentina la disfruté de la mano de amigos increíbles. Fogatas, cabalgatas, paseos por el río, shows de tango, carne y empanadas ... bueno, y vino ... y cerveza Quilmes. Y es ahí cuando reafirmo la idea de que, empezar a viajar fue un error.


Argentina | Juan Felipe ©

 

Viajar no siempre es perfecto. No siempre es cómodo. A veces duele e incluso te rompe el corazón en ocasiones. Pero eso está bien. El viaje te cambia; Tiene que cambiarte. Te marca en tu memoria, en tu conciencia, en tu corazón y en tu cuerpo. Te llevas algo contigo y con suerte, dejas algo bueno atrás.


Por favor, NO viajes. No lo hagas si no estás listo para enfrentarte a ti mismo. No lo hagas si no quieres enamorarte de ciudades distintas a la tuya. No lo hagas si no quieres conocer culturas diferentes. NO viajes si no quieres empezar la aventura más cambiante y desafiante que existe. Viajar es maravilloso, te expone. Te pone en el cuarto de interrogación y te muestra todo de ti.


Si llegaste hasta acá, entendiste por qué razón dije, irónicamente que viajar fue mi peor error. Está bien tener un final para un viaje, pero al final, es el viaje lo que realmente importa.


Quiero dejarlos con una reflexión que pensé mientras escribía: aunque viajamos por el mundo con la intención de encontrar "lo más hermoso", debemos llevarlo con nosotros siempre ... o no lo encontraremos.


Gracias por leer un post más. Gracias por el apoyo y por compartirlos, me llena de alegría poder viajar juntos a través de las palabras.


#ViajandoConJuan #EstadosUnidos #CoreaDelSur #Argentina

113 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo